cultivo de cannabis outdoor

Germinar semillas de marihuana, paso a paso. Las variedades auto” son semillas feminizadas y autoflorecientes, lo que significa que comienzan a florecer de forma automática al cabo de 3 4 semanas después de la germinación y, normalmente, su cultivo finaliza al transcurrir 10 u 11 semanas tras su germinación de forma independiente del ciclo de luz.
Cultivar marihuana, especialmente si lo hacemos en casa y dentro de un armario de cultivo (que suele ser lo más habitual) requiere de unas limitaciones que no tienen en el caso de los grandes cultivos en el campo, donde las plantas pueden crecer a su antojo.
Si te estás iniciando en el autocultivo de este tipo de genéticas de marihuana, aquí tienes una práctica guía que reúne los mejores consejos sobre el cultivo de semillas feminizadas: seis sencillas reglas que te ayudarán a sacar el máximo rendimiento de nuestras feminizadas.
La ventaja reside en que de esta forma nos aseguramos de que al final del programa de crianza las plantas de las semillas resultantes tengan una buena respuesta a la técnica de inversión del sexo, necesaria para reproducir las semillas comerciales autoflorecientes y feminizadas.
El producto final son cogollos cargados de aromática resina con aromas diversos, como skunk, fresa melón, y un efecto impresionante para ser una planta de marihuana automática, puesto que puede dar un golpe crítico incluso a fumadores experimentados, siendo un poco más narcótica que la original.
Que ronde los 24º de media durante todo el proceso de germinación es sumamente importante, ya que ayudará a las semillas a salir del estado de latencia dormancia, muy acusado en semillas conservadas en climas fríos en neveras (todos los grows deberían mantener sus semillas en neveras, para una correcta conservación de las mismas).
thc cannabis – e importantísimo- paso para cosechar unas plantas con una producción bestial es escoger unas genéticas que aúnen certeramente la altura y la talla de las sativas con algunos elementos de las índicas, como por ejemplo su elevado grado de ramificación sus densos y compactos cogollos.
BUENO PUES NUESTRA AUTOFLORECIENTEempieza a asomar y vemos sus cotiledones, la tierra esta húmeda ( no encharcada) ,mejor humedecer la tierra antes de sembrar la semilla porque si regamos encima de la semilla , lo que conseguiremos será enterrarla aún más,mejor humedecer con pulverizador.
Una vez que nuestras plantas alcanzan los 40 centímetros aproximadamente, comienza la llamada fase de floración, en la que el cannabis aumenta de tamaño exponencialmente, por eso antes de cultivarlas, debes investigar las dimensiones que pueden llegar a alcanzar, y si te conviene cultivar dicha especie y no otra, según el espacio del que dispon el tamaño de tu armario de cultivo.
Ahí que tener en cuenta el pH a la hora de regar con fertilizantes para que las plantas asimilen bien los nutrientes y de esta manera la planta se alimentará correctamente y no quedarán restos de sales en el sustrato que como decíamos antes es un problema que puede terminar mermar la producción de nuestras plantas de marihuana.

Share This: